miércoles, 30 de marzo de 2016

DON SINDULFO LA HABANA Y LOS INVERSIONISTAS CUBANOS

El director y Adam Dehoy, comentaban sobre la última edición de ENFOQUE 3, cuando de repente apareció don Sindulfo Vinagreta en la redacción, como la puerta se encontraba abierta, nuestro  extraordinario reportero no necesitó tocar y esperar, como era costumbre; a que le permitiesen pasar..
            – ¡Don Sindulfo, me tenia preocupado. – Dijo el director, visiblemente sorprendido– Luego de nuestra última conversación, en la que le ordene que fuera a Cuba durante la visita del presidente Obama, no había vuelto a saber de usted. Me tenía usted realmente preocupado, no sabía si finalmente había cumplido con mi petición o si se había estrujado…
               – ¡Espere, espere...! Nada de estrujado señor director. Yo cumplí con su pedido y me “colé” nuevamente en Cuba… lo cual fue muy complicado, tuve que disfrazarme primeramente de paraguas, porque  me  habían informado que estaría lloviendo en La Habana…
           – ¡¿No me diga... que usted viajo junto con…!?
           – ¡Si… era la manera más segura de no ser detectado antes de entrar a la Isla…
           –Don Sindulfo, usted no deja de sorprenderme. Estoy muy orgulloso de contar con su arrojo y profesionalismo...
           – ¡¿Rojo!?
           – No, no…dije arrojo
           – ¡Ah! Quiero aclararlo, pues en La Habana vi algunas caras, de aquí de Miami, que no sabía yo que eran tan rojos, pero que allá, si lucían así…
          – Por sus palabras deduzco que trae nuevas informaciones sobre lo que ocurría en La Habana durante su estancia…
         – ¿Recuerda que hemos hablado varias veces del interés del presidente Obama de retratarse con Fidel?
          – Cierto, hemos hablado de eso… pero las últimas noticias dicen que Fidel Castro se negó a retratarse con Obama, lo cual confirma nuestra opinión de que Obama si quería hacerlo. No sé que habrá cambiado la cosa, y porqué Fidel no quiso… Tendremos que esperar, tal vez en cualquier momento aparece la foto que desmienta las informaciones. Con los castristas nunca se sabe, ellos… cuando menos lo esperamos aparecen...cosas. ¡En fin! dejemos eso de la foto y cuénteme:
           – No sé por dónde empezar
          – ¿Así de complicado es la cosa?
          – Más de lo que usted pueda imaginar.
          -- Dígame don Sindulfo, me inquieta usted
            – ¿Usted recuerda que en 1985, hicieron una película de dibujos animados...
            – Si, fue escrita y dirigida por Juan Padrón. ¡Pero por favor!, ¿qué tienen que ver unos muñequitos del 1985, con lo que ocurre hoy en día en La Habana. Usted me confunde, por favor no vaya tan lejos. Dígame que vio la semana pasada en La Habana…
          –Tiene mucho que ver. Pues de eso: dicen que hablaron el secretario de comercio cubano con Joe Arriola y Mike Fernández…
          – ¡Pero, por favor don Sindulfo, no se complique mas. Me enreda usted.
          –Imagínese como quede yo, cuando disfrazado de toalla de piscina del hotel Saratoga, escuche a un seguroso vestido de bartender relatándole a otro sobre el “talle”, entre el secretario de comercio castrista con estos dos “magnates” de los servicios médicos en Miami.

LA LIBERTAD Y EL CONTUBERNIO OBAMA-CASTRO

Dr. Oscar Elías Biscet           Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos
Presidente del Proyecto Emilia              Medalla Presidencial de la Libertad
Sígame en: http://www.twitter.com/@oscarbiscet

Las frases más frecuentes de los cabecillas del gobierno y sus acólitos comunistas, durante la visita del presidente estadounidense Barack Obama a Cuba, fueron las de defender con tozudez su permanencia en su anacrónico socialismo. Una de esas frases fue jamás renunciarán a la soberanía, independencia, historia e identidad. Por supuesto, cuando los castro comunistas hablan de esta manera, reflejan las ideas de un pequeño grupo que ha secuestrado la soberanía de una nación. Impusieron en la ley constitucional que el socialismo era irrevocable, que en las palabras de Fidel Castro fue “el socialismo es intocable” en la sociedad cubana. Se pueden hacer cambios constitucionales pero su sistema político ideológico no puede cambiarse ni por voluntad popular.
        Del mismo modo, el general Raúl Castro en la conferencia de prensa, junto al presidente Obama, manifestó: “Existen profundas diferencias entre nuestros países que no van a desaparecer, concepciones distintas sobre modelos políticos, democracia y derechos humanos…”; y, realmente, ellos se mezclan como individuo o grupo excepcionales en la identificación como nación, en la realización de inventivas de una nueva historia de acuerdo con sus intereses insaciables de poder para asegurar su modelo político.

LA ROSA BLANCA


Luis Marin, politoólogo y abogado venezolano


Cuando Barack Obama comenzó su esperado discurso en La Habana diciendo “cultivo una rosa blanca”, la primera impresión fue que estaba pisando en falso. Ella es para el amigo sincero que me da su mano franca. Y para cruel que me arranca el corazón con que vivo, cardos ni ortigas cultivo; cultivo “la” rosa blanca (la del amigo).
           Esto lo vivimos (no lo razonamos) quienes crecimos recitando el poema de memoria: hay que cultivar amor, para quien lo merece; sin cultivar odio, rencor, resentimiento por y para otros.
           La de Obama quizás sea reminiscencia de una de las ideas cristianas más controvertidas y difíciles de cumplir en la práctica, que es hacer “esta ofrenda de paz y amistad tanto a sus amigos como a sus enemigos”, ilustrada en el gesto de volver la otra mejilla.
             Esta podría ser otra de las razones nunca confesadas que llevó a la separación de la Iglesia y el Estado, porque no calza con el lenguaje político ni jurídico donde el imperativo es “darle a cada uno lo suyo”, lo que le corresponde. Si se trata a los enemigos igual que a los amigos, se comete una doble injusticia: con estos, que serían defraudados y con aquellos, que no serían castigados.
          Otro gran fracaso de la religión es cuando manda abandonar todos los bienes y darlos a los pobres para seguir el camino espiritual, lo que pocos santos toman al pie de la letra. La solución la ofrecen los mismos profetas cuando aclaran, para poder ser tomados en serio, que “mi reino no es de este mundo”; al contrario, este mundo material en que vivimos está regido por las necesidades de la carne.
          Parece bien que las Iglesias se ocupen de los asuntos espirituales y los Estados de “este mundo”, porque luce sensato mantenerlos claramente separados y delimitados, por experiencia histórica, porque siempre que se mezclan el resultado es catastrófico.

SIN NOVEDAD EN EL FRENTE

Por Pedro Corzo
Así pudiera  escribir un cronista sobre el inmovilismo de la dictadura cubana ante  los esfuerzos del presidente Barack Obama de flexibilizar las sanciones vigentes en contra del régimen insular, en la confianza de que el gobierno de los hermanos Castro dispondrá medidas que promuevan el establecimiento de una sociedad democrática y el respeto a los derechos ciudadanos.
             Una apretada síntesis de las disposiciones del gobierno de Estados Unidos que benefician a la dictadura insular va desde la excarcelación de tres espías convictos, uno de ellos por conspiración de asesinato, la eliminación de Cuba de la lista de países terroristas, la supresión de medidas que restringían el comercio y la ampliación de las relaciones económicas, el restablecimiento de relaciones diplomáticas y un viaje presidencial  que el gobierno cubano interpreta, así lo informó el diario Granma a la población, como una victoria de la “revolución en el poder, encabezada por su liderazgo histórico”.
La dictadura cubana pretende que Estados Unidos resuelva los graves problemas económicos que enfrenta sin reformas estructurales que pongan en peligro el poder que detenta y menos aún, aperturas políticas que quebrarían un régimen agotado, que solo sobrevive por la represión y la desesperanza de la población.
             La prioridad de la clase dirigente cubana es conservar el poder, que el proceso de sucesión iniciado en el 2006, culmine con una transición en la que los barones de la revolución y sus descendientes, no enfrenten problemas legales y puedan continuar disfrutando a perpetuidad las riquezas expoliada por décadas al pueblo, un proyecto contrario a los valores y principios sobre los cuales se ha construido Estados Unidos.

LA MUSICA EN CUBA: MANUEL CORONA

Por, René  León historiador y poeta

    Manuel Corona nace en Caibarien, en la provincia de Las Villas, en el año de 1880. De pequeño le llama la atención la música y en especial la guitarra. Un amigo del padre lo enseña y, lo deja practicar con una vieja guitarra que tenía. Es desde ahí que empieza a conocer y cogerle cariño al instrumento que lo acompañaría por el resto de su vida. Su familia se muda para la capital, en el área de La Habana Vieja. A los once años, ya era torcedor de tabaco, del dinero que ganaba daba dinero a su madre, y lo poco que le quedaba lo iba guardando para comprar su primera guitarra, que le vendía un viejo trovador que trabajaba en la fábrica de tabacos “La Eminencia”. Así empieza a combinar el oficio de torcedor, con el guitarrista. Cada día aprende más, y otros trovadores le van enseñando los secretos de la música y del instrumento. Cuando terminaba su trabajo en la fábrica, se iba a los cafés más concurridos de la ciudad y se ponía a tocar sólo como trovador, o salía a dar serenatas a las jóvenes.

 Al terminar la guerra de independencia en Cuba, se dedica completamente a la música dejando el trabajo de torcedor de tabaco. La Habana se había vuelto una ciudad bulliciosa e importante, los soldados americanos en los cafés le pedían que tocara canciones de moda. Decide irse para Santiago de Cuba a principios de 1902. Iba acompañado de una buena voz y tocaba la guitarra como si fuera un profesional. Hace a mistad con los mejores trovadores del momento, entre ellos, José (Pepe) Sánchez, considerado como el precursor de la trova y creador del bolero cubano. Sánchez lo introduce a otros trovadores, y así empieza su agitada vida, dedicada a componer las canciones de aquellos años, que seguiremos recordando los cubanos del ayer y de hoy y de siempre. Autor de canciones, guarachas, habaneras, rumbas, romanzas y sones. Pero donde se distingue es en los temas de amor, la patria y la mujer. Títulos como “Longina”, “Mercedes”, “Santa Cecilia”, “Aurora”, “La Alfonsa” Y “Rosa la Negra”. Todas ellas dedicadas a las mujeres que él conoció y amó. Pero en realidad según los historiadores de la música en Cuba, su único amor lo fue Mercedes y Eulogia Real (Yoya). Las otras sólo despertaron su inspiración. Con sus canciones daría a conocer a otros cantantes de aquellos años, entre ellos a la joven María Teresa Vera, como ella declararía a la prensa.

viernes, 25 de marzo de 2016

VIERNES SANTO: EL DIA QUE TEMBLO LA TIERRA

Por, Santiago Cárdenas MD
 No sabemos cuando nació; pero sí que murió el 14 de Nissan. Era viernes. A  la caída del sol comenzaba el sabattoh judío con descanso obligatorio y muy severo, según la Torah, varios  siglos antes.
        Dicen las  escrituras cristianas, llamados evangelios, –escritas aproximadamente unos setenta años después–  que ese día  desde el mediodía las penumbras envolvieron la tierra y aproximadamente a las tres de la tarde  tembló la Tierra; el velo del Templo se rasgó de arriba abajo y muchos de los muertos volvieron a la vida y se manifestaron en diversas partes de Jerusalén.
     Quien murió en ese día y hora  era el Cristo, el Ungido, el  Consagrado. El Mesías esperado desde siglos.
        Dios encarnado en un hombre de  "flesh"  y hueso  como tú y yo. Misterio que nunca entenderemos a plenitud.
     No había iglesias; ni templos ni biblias, ni religión organizada  como la conocemos hoy. Solamente un cadáver  de un crucificado  de treinta y tres años  al que había que enterrar  antes del oscurecer, porque por la noche se lo comerían los perros salvajes y las aves depredadoras          
       Aparecieron un grupo de mujeres estoicas –los hombres  fueron a esconderse–  y un rico con un sepulcro nunca usado. Allí pusieron al galileo, esperando  al  domingo para limpiar el cadáver.
       El desastre total. Completo, absoluto. Para los judíos no existía el "alma". El cuerpo lo era todo. El principio vital  se había  situado desde el cerebro a  los testículos, pasando por el corazón o los intestinos. Este principio  que animaba  al corpse se destruía al corromperse la carne después de la muerte.
        Ignoraban los judíos de la época el dualismo platónico de cuerpo-alma (eterno y etéreo). Esos conocimientos  vinieron siglos después, cuando  se infiltraron sutilmente en la religión cristiana  hasta nuestros días.
       Por eso las apariciones del Señor tres días después fueron el milagro entre los milagros; lo inédito. Lo sensacional. Un cuerpo judío ciento por ciento vuelto a la vida. Desde la tristeza y las penumbras del viernes santo que hoy conmemoramos hasta la luminosidad  de un cuerpo  resucitado  el domingo de resurrección
        Ese es el misterio esencial de la fe. Lo demás es secundario.                                  

MIENTRAS AGONIZA LA ESPERANZA


Ramiro Gómez Barrueco   Ex preso político. Empresario. Escritor.
William Faulkner, en su famosa novela “Mientras Agonizo”, narra el drama de una familia campesina sureña, blanca y pobre, durante la posguerra civil. El padre agonizaba y sus hijos apresuradamente aserraban, cortaban y clavaban las maderas del ataúd. El padre, moribundo, escuchaba además sus comentarios y discusiones. En un  desvencijado carretón viajaron varios días, para enterrar legalmente al viejo, mientras el hedor atraía sobre el ataúd a los buitres hambrientos. ¿La muerte del espíritu sureño y el nacimiento de su materialismo?
     Una tragicomedia similar nos ofrece el Partido Republicano. Carson, Christie, Rick Scott y otros ya olfatean y  revolotean; aunque reiteradamente su jefe ha reconocido públicamente no serle fiel a sus inversionistas. La derrota y retirada de Marco Rubio tiende la anhelada alfombra roja a Hillary Clinton. El Caudillo Corruptor ahora dirige el carretón  del partido conservador muerto. La inteligencia de Cruz y la experiencia de Kasich, poco o nada podrán hacer para detener el triunfo de Donald o por evitar lo  inevitable, la división del Partido en la convención abierta, donde arderá Troya.  
        Las emociones talámicas nuevamente se impusieron a las razones corticales. El Caudillo fue ridiculizado y pulverizado en todos los debates, pero sus fanáticos se alimentaron del ridículo polvo autocrático. La razón fundamental de su obnubilación es la ley del péndulo político; pasar de un pedidor de perdones a un fanfarrón de puñetazos en la cara. Manipulador irrestricto del orgullo nacional malentendido. El equilibrio no suele ser una virtud popular. El 40% del Partido lo apoya apasionadamente y casi el 70% de todo el país lo desprecia profundamente. Pese a que muchos conservadores votarán contra ellos mismos, perderá Donald ante Hillary por más del 12%.
       La tragedia existencial de los militantes republicanos se escucha constantemente por doquier. ¿Votar por Trump? ¿Votar por Hillary? ¿No votar? ¿Por qué el Partido nos ha abandonado y no ponen a cualquier otro, A CUALQUIER OTRO?

LA VERDADERA DISCUSION DE FONDO


Alberto Medina Méndez


La política contemporánea invita permanentemente a encarar debates que son absolutamente periféricos e intranscendentes, que tienen la intención de ocultar contenidos de mayor magnitud. No importa cuál sea el tema que propone la coyuntura. Invariablemente todo gira alrededor de lo mismo.
        Lo concreto es que el gasto estatal está totalmente desbordado. La sociedad pretende que el Estado lo haga todo, barato y bien. Eso requiere de recursos que no son inacabables. En ese contexto, la disyuntiva central pasa por definir a quienes saquear en cada ocasión.
       Vale la pena recordar que los gobiernos se alimentan de tres únicas fuentes y por más creatividad que se le imprima a este dilema, serán los impuestos, el endeudamiento o la emisión de dinero, las únicas alternativas a las que pueden recurrir los que conducen los destinos políticos de la comunidad.
      Se podrán buscar atajos, se utilizarán ardides, se encontrarán inclusive métodos para dilatar los impactos, pero inexorablemente la cuenta algún día se paga. Las vivencias dan testimonio de que cuanto más retorcido es el artilugio, desenredarlo resulta, a su vez, mucho más engorroso.
      Esta es la radiografía de muchas sociedades que han intentado hacer del gasto estatal un mecanismo flexible, capaz de soportar cualquier dislate, sin advertir que han fabricado una verdadera "bomba de tiempo".
       Esa intrincada construcción no resiste más y administrarla con sensatez parece casi imposible. La clase política ha decidido no dar la mala noticia. Es por eso que siguen hablando del Estado como un ente mágico que todo lo puede y que es capaz de brindar múltiples soluciones a los problemas.
        Tal vez sea el momento de empezar a admitir que ese discurso está repleto de repetidas falacias y absurdas mentiras. El Estado no puede siquiera resolver los asuntos más elementales, esos que le dieron nacimiento en el origen de las sociedades organizadas.

OBAMA EN LA HABANA

Por. MARY ANASTASIA O’GRADY

El presidente Barack Obama se encuentra en La Habana esta semana en un esfuerzo por extraer concesiones, no de la Cuba comunista, sino del Congreso estadounidense. Para lograrlo, prepárese para lo que en el mundo del espectáculo llaman “un gran show”.
         Tenga en cuenta que a medida que este carnaval se desarrolla durante los próximos días, algunos extranjeros que han sido críticos del régimen, incluyendo esta columnista, tienen prohibido informar desde la isla.
          El 17 de diciembre de 2014, Obama anunció que normalizaría las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. El mandatario agregó que el embargo de EE.UU., el cual prohíbe la inversión extranjera directa en Cuba por parte de estadounidenses, la extensión de crédito a la isla por parte de instituciones financieras del país norteamericano y la venta de bienes cubanos a EE.UU., debería ser levantado.
          A la dictadura le encanta la idea. Sin embargo, el Congreso cree que antes de que haya inversiones estadounidenses en Cuba, el régimen debe pagar por las propiedades que robó después de la revolución de 1959 y garantizar los derechos humanos básicos para los cubanos. Debido a que las leyes en EE.UU. todavía tienen que contar con el visto bueno del Congreso, el capitalismo de Obama para los Castro sigue siendo incierto hasta que los legisladores capitulen.

MUERTE POR GLOTONERIA

Por Adam Dehoy

¿Hay alguien que aun crea que las palabras del presidente de los EUA van a cambiar el régimen castrista?  Yo no.
          Esta nueva interpretación del garrote y la zanahoria, creo que está mal interpretada, sobre todo cuando se le brinda a un régimen que ha hecho de las leyes: sus leyes…–y debe quedar bien claro que ley no es un sinónimo de justicia–, sino, que a veces, –y esta es una de ella–, es todo lo opuesto.
        ¿Qué presión produce al régimen castrista, el que lo fortalezcan económicamente, a ellos, no olvidemos que el régimen castrista, y sus incondicionales son los únicos empresarios con poder real dentro del país. (Al menos que un peluquero, un estirador de bastidores o un fabricante de pull-over puedan influir en la defensa de los derechos de la sociedad en conjunto)  Y después brinden un discurso, enumerando lo que ya todos sabemos, o sea, que se le recuerde al gobierno, que en Cuba, no existe  el más mínimo respeto a la defensa de la democracia, y que el pueblo esta esclavizado “legalmente”, porque las leyes castristas ha hecho de los derechos humanos y civiles, un delito. O sea que el castrismo cumple sus leyes y el que reclame justicia es de hecho un delincuente.
           El discurso y algunas de las actividades desarrollada por el presidente de los EUA, en Cuba, son bienvenidas pero sin valor alguno, más allá de que los cubanos que ya han empezado a rebelarse, sigan haciéndolo, pero que además, cada vez le sea más difícil, porque, cuando más facilidades económica le brinden al gobierno mayor será sus posibilidades represivas.
           Ya lo hemos visto antes. El castrismo donde más invierte es en su capacidad represiva, así ha sido siempre.
           O sea que esa teoría Obamense de que “mataran” al castrismo por indigestión, no parece tener asidero lógico ninguno. El castrismo con dinero, es mucho más peligroso. Miremos hacia atrás, aprendamos de las experiencias, y obremos en consonancia con sus enseñanzas.
           Al menos que lo que se esté buscando sea otra cosa….¿…?

RECUERDO DEL AYER: FRITAS SANTIAGO

René  León Poeta e historiador
 

  Hablaba mucho con mi amigo Manuel Rivero, antiguo dueño del bar “OK” en la Habana, situado en la calle de Zanja y Belascoaín, hombre trabajador y atento con todos los que iban a comer sus famosos sándwiches cubanos , pero los verdaderos, no los cubanos de aquí en Tampa, que se han americanizado, con lechuga y tomate. Abierto las 24 horas del día, punto fijo de los madrugadores.
      Frente a su negocio en la misma calle, pero en la acera del frente, había un griego que se llamaba Santiago Papadopulos, creo que ese era su apellido: tenía un negocio de vender fritas. Recuerdo cuando pasaba con mi hermano  Julio de regreso del colegio para la casa de mis padres, siempre estaba allí y nos saludaba, algunas veces comíamos sus sabrosas fritas..

     La historia que hoy voy a contar es de la vida real. Vestido de pantalón y camisa blanca y de sombrero uno de esos que usan los cocineros en los restaurantes, atendía a sus clientes. Conocido en la calle de Zanja y Belascoaín, como el “Rey de la Frita”. Hombre trabajador, cumplidor y honesto. Se sentía contento de lo que vendía al público. Cuando los ómnibus pasaban por allí los conductores, le decían que le tuviera preparada una frita para cuando volviera. En aquellos años el transporte pasaba a su hora en las paradas, pues era chequeado por los inspectores. Se viajaba la ciudad de la Habana, por el costo de centavos.
    Santiago fue prosperando y se decide a abrir otras friteras en la ciudad, recuerdo había una en la calle de 23 y 12, y creo otra cerca del Mercado de la Habana. Tenía amigos en todas partes de la ciudad. Cuando alguien le decía que tenía hambre, y no tenía dinero, siempre y cuando él supiera que la persona no era un sinvergüenza o borracho, le preparaba su frita con papitas. Hubo veces que le hicieron ofertas de comprar el negocio de Zanja y Belascoaín, cosa que rehusaba, y siempre decía: “Ahí, di mis primeros pasos”.

EL SUEÑO DE GABO

Por Luis Marín. Abogado y politólogo venezolano

Apenas consiguió su reelección JMS nos encajó otra sorpresa todavía mayor: “Hoy, colombianos, al recibir su voto de confianza para un segundo período de gobierno, me comprometo con ustedes a trabajar por ese país que soñó Gabo y soñamos todos nosotros.” Pero, ¿qué  país podría ser ese? ¿Quiénes serán ese “nosotros”?
          Veamos, Gabo era comunista, más que amigo, fiel emisario y propagandista de Castro. El país soñado por Gabo no puede ser sino aquél por el que siempre luchó (aunque vivía espléndidamente en México). Pronosticó que para 1985 Cuba sería una potencia, con todos sus problemas resueltos. “Nosotros” no puede referirse sino a los revolucionarios, quienes comparten el sueño de Gabo de una sociedad comunista.
           En sus memorias se autodefinió como no creyente, que en buen cristiano quiere decir “ateo”. Para más señas, relata una misa profana que habría oficiado en agosto de 1959 en la Capilla de la Clínica Palermo de Bogotá el “cura guerrillero” Camilo Torres para bautizar a su primogénito Rodrigo con testigos de excepción, Plinio Apuleyo Mendoza, Susana Linares y la madre, Mercedes Barcha.
          Lo de profana viene porque ninguno era creyente, por lo que no acompañaban el ritual de la misa y cuenta García Márquez a título de chiste que como por milagro aparecieron unos campesinos (quizás llevados por el mismo Camilo) que rezaban, se persignaban, arrodillaban y  levantaban cuando era propicio, lo que ninguno de ellos hacía.
             Camilo Torres Restrepo es una prueba ambulante, si hiciera falta alguna, de que el conflicto colombiano no es horizontal, entre ricos y pobres, como quiere vender la propaganda castro comunista, sino un conflicto vertical, entre la oligarquía conservadora y liberal a la que se debe añadir la oligarquía comunista.

sábado, 19 de marzo de 2016

DON SINDULFO Y EL POSIBLE VIAJE A CUBA


El director acompañado de Adam Dehoy, su redactor en jefe, había citado a don Sindulfo para almorzar en Rancho Luna, un poco por la añoranza de los años en que desde allí, había transmitido un programa radial de muy buena sintonía, y además porque el presupuesto del periódico no le permitía otros gastos.
Cuando llegaron se encontraron a don Sindulfo acomodado en una mesa, con una copa vacía frente a él.
–Don Sindulfo, –dijo el director– siento haberme retrasado, pero como todos decimos, es por culpa del tránsito en las calles de Miami. Ya sabes usted,.. Ya sabe… los tranques…
– No,  yo no lo sé, yo no tengo ese problema, recuerde que yo viajo en bicicleta.
– ¡Oh...! es cierto…
– Aunque reconozco, –prosiguió don Sindulfo–  que yo también he cometido un error con haber llegado antes.
– ¿Por qué...?
–Bueno... los trapecistas, por ejemplo, fallan igual cuando llegan antes o cuando llegan después, en los dos casos no pueden agarrar el trapecio… y eso es peligroso
– ¡Visto así!
– No y visto como usted quiera director. – Ripostó don Sindulfo– Mire lo que ocurrió con  Marco Rubio. Llegó muy temprano a su aspiración presidencial, lo mismo le puedo decir de Jef Bush, se demoró demasiado en lanzar su candidatura. Fíjese que en ambos casos, uno por llegar antes y el otro por hacerlo tarde, tuvieron el mismo resultado.
– Bueno, no fue solo por eso, pero su razonamiento luce lógico. O sea, hay que llegar en el momento indicado, ni antes, ni después.
– Si señor… Vamos a ver qué ocurre con el presidente Obama que llegará mañana a La Habana. ¿Estará llegando a tiempo o se ha apresurado demasiado?
–Eso lo sabremos por lo que ocurra después, –aclaró el director– que nos dirá si su visita produce el resultado que esperamos todos…
–¡¡ Perdón!! Perdón. –Aclaró don Sindulfo– Todos son mucha gente, y no todos esperamos lo mismo.
– De nuevo usted tiene razón… todos no esperamos lo mismo...

viernes, 18 de marzo de 2016

WASHINGTON Y LA HABANA

Por Pedro Corzo, periodista e historiador

 La visita del presidente Barack Obama a Cuba obliga a un examen apresurado de la forma en que ambos gobiernos han tratado sus diferencias de más de medio siglo.
         Estas dos capitales representan modelos ideológicos, políticos y sociales antagónicos, sin embargo, no significa que sus respectivos pueblos sean enemigos,  como han sido sus líderes por décadas, a pesar que desde La Habana se instrumentó una política de estado contra Estados Unidos y lo que representa.
        La enemistad entre ambos gobiernos estuvo signada por la violencia. La Casa Blanca se empeñó en destronar a la dinastía de los Castro  pero el Clan de Biran, aun antes de llegar al poder, había manifestado que su verdadero enemigo sería Estados Unidos, en cuanto triunfara la insurrección. .
         Si Washington instruyó, armó y financió operaciones militares contra la dictadura castrista, sus enemigos de Cuba apoyaron de diferentes maneras a todos los grupos anti sistema que operaron en ese país, entre ellos, los Panteras Negras, Los Macheteros y los Weatherman, por solo mencionar  unos pocos de una larga lista.

EL COSTO DE OPORTUNIDAD DE LA DILACION

Por Alberto Medina Méndez
 El interminable debate en torno al dilema sobre si la gestión de las reformas debe abordarse con políticas de shock o con una dinámica más gradual, omite el análisis de aspectos profundos, demasiado relevantes.
            Los defensores de las estrategias más frontales sostienen que generar transformaciones implica encararlas con contundencia. Saben que no se lograrán triunfos de la noche a la mañana y que la implementación puede hacerse secuencialmente, pero siempre transitando un sendero definido.
          En algunas ocasiones se confunden los términos y se intenta hacer creer que un esquema como el descripto es invariablemente abrupto y desordenado. La tarea consiste en gestar puntos de inflexión, modificando los sistemas de incentivos, de premios y castigos, orientándolos con mayor inteligencia y una eficiencia superior. 
          Los resultados jamás aparecerán mágicamente, pero una categórica mutación de las reglas de juego puede ser vital para alterar el rumbo de los acontecimientos y esperar palpables mejoras en un plazo razonable.

COMBATE EN CASILDA: LOS INGLESES


René León poeta e historiador
     Corría el año de 1797, en Casilda y Trinidad, se vivía una época de prosperidad y tranquilidad. Los ingleses no la habían amenazado por cierto tiempo. Pero pronto las cosas iban a cambiar. Otros vientos amenazaban a la ciudad de Trinidad y al poblado pescador de Casilda. El nuevo gobernador, el Teniente Coronel de Infantería D. Luis Alejandro Bassecourt, militar experto, nombrado el 20 de marzo de 1797, y fue trasladado a otra posición militar, el 22 de agosto de 1799. Militar experto y valiente, conocedor de la disciplina. Desde el primer momento organizo las milicias. Formado de unos 500 hombres entre los vecinos de Trinidad y Casilda, más de los alrededores de Trinidad.
 
  Los vigías  que estaban en la punta del puerto de Casilda, dieron el aviso que se aproximaban una fragata y dos bergantines ingleses. Era 19 de junio de 1,797. De Casilda fueron a avisar a los trinitarios, que organizados bajaron a defender a Casilda. Las milicias organizadas por Bassecourt bajaron preparadas para el combate. Un grupo de unos cien hombres cogieron rumbo a la playa de María Aguilar para evitar un ataque por esa playa. El resto se dirigió a Casilda, formado por más de 300 milicianos que dirigía Bassecourt. El 29 empezaron las hostilidades por parte de los ingleses. Dando comienzo en atacar un corsario casildeño, siendo apresado el barco por los ingleses. Otro barco francés que descargaba mercancía fue apresado. Los tiradores apostados en los manglares daban con sus trabucazos a los botes que los ingleses intentaban bajar a la costa. En el puerto en ese momento había tres goletas y un bergantín, pero no tenían cañones para responder el ataque de los ingleses y los marinos abandonaron sus naves. Bassecourt aprovecho en varias lanchas con hombres armados impedir a los ingleses apoderarse de las naves abandonadas, sufriendo los ingleses numerosas bajas retirándose a sus naves. Los milicianos bajo las órdenes de Bassecourt se apoderaron de las armas abandonadas por los ingleses. No hubo baja por parte de las milicias. Los barcos fueron recuperados. Por la parte de las milicia no hubo bajas, pero si una victoria que le daría a las milicias más seguridad en ellos mismos.

LECCIONES DEL ACUERDO CUBA-UE

Por Susanne Gratius Profesora de la Universidad Autónoma de Madrid
e investigadora  asociada de CIDOB
            Diez días antes de la histórica visita del Presidente Barack Obama a La Habana, la UE rubricó un Acuerdo de Cooperación y Diálogo Político con Cuba que ambas partes habían negociado durante dos años.
              El documento formaliza una relación ya muy consolidada en el ámbito económico y diplomático, y crea un marco jurídico colectivo –ya existen veinte acuerdos bilaterales de los Estados miembros con Cuba– para el comercio, las inversiones, la cooperación y el diálogo político. Los fondos de cooperación (50 millones de euros distribuidos en cinco años) no son espectaculares, lo cual se debe, por un lado, al limitado presupuesto de la UE y, por el otro, al hecho de que Cuba está considerada un país con un alto desarrollo humano según el índice de Naciones Unidas. Desde la lógica cubana, el Acuerdo es un paso más hacia el pleno reconocimiento del gobierno de Raúl Castro, significa una pequeña inyección de oxígeno para la tambaleante economía y afianza las relaciones con la Unión Europea, un viejo socio que restableció sus relaciones diplomáticas con Cuba un año antes de la caída del Muro de Berlín.
     Desde la perspectiva europea, el acuerdo es una clara victoria de aquellos que durante décadas abogaron por el diálogo y la cooperación – una fórmula ya aplicada exitosamente durante el proceso de Helsinki – y una derrota para los que prefirieron la condicionalidad democrática y la presión, que se plasmaron en la Posición Común de la UE sobre Cuba. Desde La Habana, la Alta Representante de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ya anunció que quiere iniciar un debate en el Consejo para desmantelar una Posición Común que considera “unilateral” y finalizada. Para abolirla, tiene que haber una decisión unánime de los 28 Estados miembros de la UE, lo cual ha sido imposible en el pasado, puesto que sobre todo países como Alemania, Polonia, la República Checa y Suecia impidieron levantar las restricciones que supone una Posición Común inicialmente propuesta por el Gobierno de José María Aznar después del derribo de dos avionetas civiles de EE.UU. en Cuba y la aprobación de la Ley Helms-Burton en Estados Unidos.

VISITA DE OBAMA LEGITIMIZA AL REGIMEN CASTRISTA

Dice Ros-Lehtinen

 (Washington, DC) – La Congresista Ileana Ros-Lehtinen (FL-27), Presidente del Subcomite del Medio Oriente y África del Norte, hizo la siguiente declaración antes de la anticipada visita del Presidente Obama a Cuba, donde se reunirá con el dictador Raúl Castro. Destacó Ros-Lehtinen:
               “El Presidente Obama prometió extender una mano a estos dictadores si estaban dispuestos a abrir su puño – eso no ha pasado en Cuba. El presidente también dijo que el iría a Cuba solo si las condiciones eran correctas y los derechos humanos y las libertades del pueblo cubano hubieran mejorado – eso no ha pasado en Cuba. De verdad, nada en Cuba ha cambiado.
              El Presidente Obama ha cedido y ahora está buscando un viaje que él ha caracterizado como ‘divertido’ al Gulag de los Castro. El régimen castrista continúa su política opresiva y recalcitrante opuesta al ideal que fundó nuestra nación: la libertad. Antes del viaje del Presidente, líderes pro-democracia han sido detenidos, arrestados, y hasta están siendo advertidos a no salir de sus propias casas. El pueblo cubano está huyendo de su propio país en números record porque, al contrario del Presidente Obama, ellos no ven mucha diversión en ser reprimidos por los tiranos.
         Cuando el Presidente Obama le dé un saludo efusivo a Raúl Castro, cuya mano es responsable del asesinato de ciudadanos de E.U., debe acordarse de los muchos cubanos que han tenido que sacrificar sus vidas, libertad, y propiedades para escapar de su nuevo socio de negociación.”

NO TAN SANTO

Luis Marín abogado y politólogo venezolano
 El primer gesto hacia Venezuela de Juan Manuel Santos, alias Juan Pa, alias Santiago, apenas asumió la presidencia de Colombia, fue declararse como el nuevo mejor amigo de Chávez, para desconcierto general incluso de los chavistas, que embarraron las paredes con pintas que todavía se ven muy cerca del Palacio Presidencial de Miraflores.
           Sería interminable relatar los vaivenes de amor y odio que han signado las relaciones de ambos países en estos largos seis años, hasta arribar a este cierre técnico de la frontera, previa expulsión indiscriminada de humildes colombianos; pero el hilo conductor estuvo claro desde el principio: la relación con el régimen venecubano es un engranaje esencial en las negociaciones de La Habana que JMS convirtió en la piedra angular de su segundo mandato.
         Nunca más se habló de los campamentos de las FARC en la frontera, apenas un reportaje de la televisión española se atrevió a mostrar el modus vivendi establecido entre una soldadesca descalza del lado venezolano con los muy bien equipados guerrilleros que deambulan con absoluto dominio del terreno.
           Los venezolanos observan con la mayor impotencia como los otrora cobradores de vacuna han pasado a monopolizar la propiedad de las fincas, no sólo en la frontera sino al centro del país, mediante métodos que serían cómicos sino fueran trágicos, como cuando le ofrecen a un hacendado una suma razonable por sus tierras y éste responde que muy bien, pero el problema es que su finca no está en venta.

sábado, 12 de marzo de 2016

DON SINDULFO Y LOS PERIODISTAS DEL COLEGIO



Cuando Adam Dehoy salió de la sala de redacción del periódico  encontró a don Sindulfo Vinagreta, sentado en una de las incomodas sillas de la pequeña sala de espera. Le sorprendió, porque Sindulfo siempre que llegaba iba directamente a hablar con el director, para informarle sobre el trabajo que realizaba en ese momento; y esta vez no había sido así.
– ¡Caramba don Sindulfo! No sabía que usted se encontraba aquí. Pero debo informarle que el director no está…
– ¡No importa! Si hasta me alegro, porque estoy tratando de ordenar mis pensamiento, luego de saber lo que ocurre dentro del Colegio de Periodistas de Cuba en el Exilio, Bueno, debo decir...en uno de los colegios, porque ahora parece, que hay dos… pero hay uno.
–No le entiendo don Sindulfo, ¿podría usted ser más preciso?
– ¡No…no puedo! Vengo de una asamblea, donde se dijeron de todo. Aquello terminó como una asamblea sindical dirigida por Blas Roca de los años 50.
–Es usted miembro del Colegio…
– No, no lo soy...
– Entonces... ¿qué hacia usted ahí, además cómo le dejaron participar? …¡Oh, ya se! ¿Usted fue como periodista independiente...?
–Bueno, en realidad, tenía la información de que esta se efectuaría y me aseguraron que seria, al  menos entretenida, por lo que disfrazado de bolígrafo, de propaganda de León Medicar Center, logré  ingresar en el momento en que Eladio José Armesto, acusaba al Decano, o no;  Salvador Romani-Orue García, – que nombre tan largo, ¿verdad?– de haber  malversado $3,000 del Colegio en gastos frívolos.  Eladio José Armesto exigía además ver comprobantes que justificaran los expendios...

EL ARMA SECRETA/ SECRET WEAPON



Por Adam Dehoy

La teoría de la conspiración ha estado entre nosotros desde antes de nosotros estar. La heredamos, como una condición genética que nos han impuesto,  y no sabemos quién. No obstante podemos creer en ella o no. Depende. Primero se presentaba como una imagen que reunía a un grupo de “creyentes” en un oscuro “basement”, léase sótano. Todo vestidos de oscuro y trajinando sus planes, bajo la presión de la duda constante entre sí.
    Ahora, más sofisticado. Ya no se reúnen en un húmedo y oscuro sótano, sino en cómodos y refrigerados reservados en lujosos hoteles de los Alpes suizos. Y aunque tal vez las intenciones no hayan cambiado mucho y ya no sean un conclave de convencidos camaradas en la fe; la intención que los mueven sigue siendo la misma.
    Hay muchos niveles de conspiración: desde la banca internacional, los grandes movimientos políticos e ideológicos, hasta el modesto cuchicheo de políticos locales. Lo mismo en New York, Londres, Moscú o Zúrich, que en Sweetwater, o Hialeah. La intención continúa siendo, al menos inmoral y siempre un instrumento utilizado para “joder” a alguien. Este alguien puede ser una persona, una organización o una idea. La conspiración siempre contiene mala intención e iguales propósitos.
    Según la mayoría de los “especialistas” en la política nacional (léase EUA), cualquier candidato republicano medianamente calificado, habría vencido al candidato que el partido demócrata escogiera. Desde Hillary, llena de problemas y contradicciones, hasta el romántico y fantasioso  Sanders… pero no contaron con lo que parece ser el arma secreta de los demócratas. Trump.
     Los conspiradores son, tienen que ser; fríos, calculadores, hábiles e imaginativos. Capaces de ver siempre más allá, o sea tener una vista larga y precisa. El trabajo de la conspiración tiende a ser lento y tangencial. Intentando mantener la vista, de la victima escogida, alejada de ese punto en que se tocan. El partido demócrata necesitaba un rompe grupo. Con las características de Trump. Vano, engreído, huérfano de ética, con una sed desmedida de protagonismo y desde luego, donde la ética estuviera ausente. ¿Cómo lo encontraron? Ese fue el trabajo de los conspiradores. Localizar el arma secreta para  neutralizar lo que hubiera sido una inevitable derrota de su candidato y del partido demócrata.